martes, 15 de septiembre de 2015

bonificaciones en contrataciones

En lo referente a coste de seguridad social es habitual que salga más barato contratar a un discapacitado con una minusvalía superior al 37% (pídeles el certificado de minusvalía y el certificado de que están inscritos al paro) y consulta bien el grado de bonificación o reducción por si depende del porcentaje de minusvalía

(mejor usas internet explorer para este enlace, lo modelos autorellenables a veces fallan con Chrome)

Este enlace  permite ver la modalidad de contrato en función del perfil de la persona en cinco pasos.
Es muy rápido de hacer, solo marcando opciones. Mi sugerencia es que en una entrevista de trabajo cuando alguien te guste lo abras y sobre la marcha vas marcando las opciones, así si te falta alguna información tienes al candidato delante para preguntarle

En el menú desplegable de la izquierda del enlace arriba indicado tienes todas las características y detalles de los contratos que tienen algún tipo de bonificación
esto es mejor mirarlo siempre en el momento de contratar porque puede ir cambiando.

Fíjate bien en los requisitos de duración del contrato (meses o incluso indefinido ya de inicio) y en las horas mínimas para las que lo tienes que contratar (los bonificados suelen ser de jornada completa)

y aquí te dejo el enlace al cuadro resumen de bonificaciones
Ojo! es un cuadro resumen que hay que asegurarse en el momento que sigue vigente (se supone que si ahora porque sigue publicado)  y leer la letra pequeña
Por ejemplo, los contratos bonificados de tarifa plana exigen un periodo de permanencia del empleado en la empresa no inferior a tres años, y las ventajas en la cotización en seguridad social se van reduciendo con el paso del tiempo, de modo que al final, para un empelado contratado a jornada completa acaba costando más que los casi 300€ de la cuota mínima de un autónomo

No hay comentarios:

Publicar un comentario